.
     

 
     
.
.
   
 
 
   
 
.
 

IMÁGENES DEL CAPÓN DE VILALBA, DEGUSTADO EN SUS TRES RESTAURANTES MÁS EMBLEMÁTICOS: EL MESÓN DO CAMPO, EL LAR OS PÍOS Y EL RESTAURANTE ENXEBRE, SITUADO EN LOS BAJOS DE LA TORRE MEDIEVAL DE LOS ANDRADE, DEL BUEN PARADOR DE TURISMO DE VILLALBA

 
 

 

Escapada prenavideña, los días 19 y 20 de diciembre del 2014, para, durmiendo una noche en el Parador de Vilalba y previa reserva de las raciones del famosísimo Capón, probarlo en tres deliciosas formas de cocinarlo.

    La Feira do Capón 2014, celebrada el día 21 de diciembre se ha saldado con una presencia de aves, 400 piezas, algo menor que las del 2013, pero que se vendieron todas en menos de media hora a un precio medio por unidad entre 100 y 140 euros.

    Este acontecimiento gastronómico de fama internacional que ya conocía cuando la Feira se hacía en la plaza de la Iglesia de Santa Maria al aire libre, tenía un encanto especial sobre todo si nevaban unos copos al ver a las Chariegas medievales o criadoras artesanales durante ocho meses de gallos capados en Terra Chá, regatear con sus potenciales clientes.

    El Arcipreste de Hita ya hablaba del capón de Villalba en su Libro del Buen Amor y esta impactante Feira cumplirá en el año 2035 dos siglos de antigüedad.

    No hay que olvidar que estamos también donde se produce uno de los más afamados quesos gallegos, el San Simón da Costa, suavemente ahumado con la leña del abedul y cuyo origen es celta.

    Con el Roscón de Vilalba, mi admirada guisandera María Teresa Vázquez García, propietaria del Mesón do Campo, prepara desde el año 1979 unas torrijas que rondan lo celestial y acompaña con un helado de castañas de rechupete y que sus cañitas fritas rellenas de crema pastelera son para casi levitar, perdiendo la noción de casi todos los sentidos excepto, lógicamente, el del gusto.

    Las tres raciones de capón que he probado en los tres restaurantes de referencia en esta medieval y atractiva villa me han impresionado, pero el Mesón do Campo de María Teresa, con mis amigos del restaurante Nito en Viveiro, al que soy un habitual adicto, son dos de las mejores mesas de la provincia de Lugo.

    Otro de los platos que justifican la corta escapada por autovía desde Asturias, en menos de dos horas, es la ensalada de pulpo a la parrilla con grelos en ajada gallega sobre crema de patatas lucenses al San Simón, pues Teresa le da un punto extraordinario y los muy carnívoros tardarán en olvidar el entrecot de Ternera Gallega Suprema (I.G.P.) con patatas fondant y crema de queso San Simón da Costa, otra delicatessen de altísima categoría culinaria que pueden ver mejor en
www.mesondocampo.com.

    Espero que las imágenes y sus pies que les regalo a continuación les motiven a visitar Vilalba, saliéndose de la autovía, ya que sigue manteniendo un encanto muy especial en pleno Camino Jacobeo del Norte hacia Santiago.




La medieval Torre de los Andrade, del s. XV, está unida al edificio moderno del Parador de Vilalba por un pequeño pasillo acristalado.





Ya saben desde siempre que trato de motivarles con mis imágenes que se alojen en la excelente Red de Paradores Nacionales, patrimonio de todos los españoles.
Como en el Torreón tienen cabida solo seis habitaciones, en el edificio anexo están la mayoría de los servicios, excepto el singular restaurante Enxebre.






En la Plaza de la Iglesia de Santa María, s. XIX se celebraban al aire libre, cada 19 de diciembre, las tradicionales Feiras do Capón que ahora se hacen en una moderna carpa cubierta, con más comodidad pero con menos rusticidad.





Vista de la amplia y confortable habitación 302, que es una de las seis situadas en los tres pisos habitables de la medieval Torre de los Andrade.
El pequeño ventanuco gótico les hará revivir las sensaciones guerreras del siglo XV.






Los forofos de los hoteles vintage bien conservados, donde se aprecia el peso de nuestra historia, se encontrarán felices en el amplio y cómodo Salón de la Torre medieval, por el que se accede a su buen y típico restaurante Enxebre.





Romántica y electrizante, al menos para mí, visión del restaurante Enxebre, situado en los bajos de la Torre de los Andrade, donde se come de maravilla, con alta calidad y a unos precios muy razonables.





Delicioso capón de Villalba, guisado al vino de albariño con revolcona de castaña; ración abundante y sabrosa por 24 euros, previa reserva en el restaurante Enxebre del confortable Parador de Turismo.





Escaparate pleno de sus quesos Prestes que los fabricantes de este singular manjar tienen enfrente del Parador.





Vista interior de este surtidísimo colmado gourmet que hará las delicias de todos mis seguidores. La web de esta quesería, cuyos productos saboreo hace ya bastantes años, es Queixerías Prestes.





El Roscón de Vilalba es una delicatessen que la panadería boutique de Ana elabora con primor desde el año 2010, en la aldea de Abadín, donde nació una de mis más extraordinarias colaboradoras profesionales, llamada Hicildy Anello.





El Capón estofado, con castañas, piña, zanahorias y pimientos que preparan de maravilla y previa reserva en el buen restaurante Lar Os Píos de Vilalba, estaba suave, sabroso e inconmensurable, por solo 22 euros.





Cuando hablé, para reservar mi ración de Capón, con Carmen y Julio, propietarios del excelente y confortable restaurante de Vilalba, Lar Os Píos (tel. 982 510 780), les pedí, si podían, prepararme unas filloas rellenas de crema, que me encantaron.
Una la he partido para que apreciaran mejor la deliciosa crema de la que estaba rellena.
Otros platos que probamos y les recomiendo fueron: un personal caldo gallego, con un suave sabor a pimentón; el tradicional y perfecto de cocción, pulpo á feira y un fresquísimo sargo, o chopa, a la espalda, de sobresaliente cocción






Imagen del Capón de más de seis kilos, recién salido del horno, que María Teresa Vázquez García, guisandera propietaria del Mesón do Campo, elabora como los ángeles desde hace 36 años y que hay que reservar para poder probarlo con seguridad al menos con 90 días de anticipación y viajar, si procede, desde las antípodas para vivir esta extraordinaria experiencia gastronómica de la Galicia profunda y eterna.
Gracias, María Teresa, por haberme permitido vivir ese Arco Iris de paradisíacos sabores en un pollo castrado, que después de ocho meses de múltiples y artesanales cuidados se convierte, como de todos es bien sabido, “En un manjar de Reyes”, bajo el ejemplar, también, control veterinario y de Calidad de los técnicos del Ayuntamiento de Vilalba.






No contento con probar una abundante ración del Capón, por 22 euros, que prepara como nadie en el mundo esta galardonada guisandera gallega, María Teresa Vázquez García, a la que admiro profundamente, tuve la previsión de encargarle, para llevar, otra adicional ración que les nuestro en esta imagen, calentada con mil cuidados al baño maría para mantener intactas todas sus virtudes, acompañada de manzana, champiñones, zanahorias, pimiento verde y rojo y un largo etc. no confesable.
Estoy plenamente convencido, aunque es uno de sus muchos secretos, que las Caponeiras que surten a esta cocinera excepcional están en antiguas Lareiras, para que la visión del bucólico paisaje de Terra Chá durante los tres últimos meses de la vida de estos capones Premium, convierte a sus Salaios, gemidos o lamentos por no poder vivir en total libertad, da a sus carnes un sabor y suavidad, personal y especial.






Imagen del personal plato de torrijas de Roscón de Vilalba con quenelle de helado de castañas, que deben inexcusablemente probar y que les seducirá plenamente.
Este maravilloso Roscón, si se acompaña de un casero y tradicional café de pota con unas gotitas de un aguardiente blanco, por supuesto de la provincia de Ourense, les llevará a una de las antesalas del Paraíso; aunque por malucos no se merezcan ser tan terrenalmente felices.






Es prácticamente imposible, si son amantes de lo dulce, no repetir una segunda ración de Cañitas fritas rellenas de crema pastelera en el Mesón do Campo, como las que les muestro en ésta, mi ultima imagen, de esta Escapada a la medieval Villalba o Vilalba, que siempre les dejará con ganas de pronto volver.
El museo de Prehistoria y Arqueología es otro de los pluses culturales de Vilalba y la excursión, fundamental, al Castro y museo de Viladorga debe verse complementada con la romántica y natural visita en Formiña, al Nacimiento del río Miño, icono fluvial de esta atractivísima Galicia a la que espero volver en tres meses para regalarles otra Escapada a Lugares Mágicos, que ahora estoy empezando a incorporar en mi visitadísima y turística web O.N.G. virtual.



 
     
     
   
.

.

e-mail:  javiervidal_l@yahoo.com

.

Todos los textos e imágenes contenidos en estas páginas son propiedad de Javier Vidal (Técnico de Turismo y Enamorado de Asturias), estando su copyright © debidamente registrado. Queda prohibida la reproducción total o parcial de estos contenidos sin la expresa autorización por escrito del propietario.
.
.