.
     

 
     
.
.
   
 
 
   
 
.
 

Fotos de Santillana del Mar, Comillas, Parque Natural y Playa de Oyambre, San Vicente de La Barquera, Potes, Valle de Liébana, el Funicular de Fuente Dé y Hotel del Oso, en Cantabria

 
 

 

Por Javier Vidal, empresario hotelero catalán, sátrapa y cachondístico que jamás votará a los ineptos políticos Socialistas que han arruinado España para más de cien años y nos han humillado ante el Mundo entero, con Cinco millones de vergonzantes ciudadanos sin empleo y casi sin esperanza de conseguirlo.

    Quiero regalar 33 fotos guapísimas de Cantabria para ayudar a su promoción turística en Internet, como presente de despedida a su Presidente, pelota vil del neo-socialismo sin cabeza, que nos ha dejado en pelota picada por décadas y al que espero le quede poca vida útil, políticamente hablando.

    Como bien saben todos mis innumerables seguidores y los envidiosillos socialistas de la Zeja, yo nunca compro el Diario El País, ni gasto un euro en nada, ni con nadie que huela a la cáscara amarga de la corrupción del pesebre de la patera hispana que gobiernan a tumba abierta; pues espero ver cómo quiebran todos sus tenderetes y empresas, donde colocan a sus familiares y amiguetes para quitarse el hambre atrasada y su hortera pelo de la dehesa, para intentar ser lo que nunca han sido, pues no aceptan su precioso Destino, que es ser unos cutres mindunguis for ever and ever, amen, resalaos.

    Dedico también estas imágenes Cántabras a cuatro guapísimas fans que me habían pedido que hiciera algo por su tierra amada y a mi gran amigo el Excmo. Sr. Don Arturo Seco y de Guzmán, Palentino de pro y Ciudadano Universal, que lleva como yo, desde el Siglo XIII pasándose casi todo por el triple Arco de Triunfo y que tiene un aristocrático chalet de verano en esta privilegiada Región y que por supuesto Nunca Mais votara a los socialistas, como premio a la bancarrota que nos han regalado.

    P.D. GASTRONÓMICA:

    Visiten la Cueva El Soplao y coman en la aldea de Celis, a 5 Km. Restaurante La Portilla, Tel.942 727 521. Excelente cabrito y apabullante Cocido Montañés.

    En San Vicente de la Barquera, mi favorito es el Restaurante Boga Boga, Tel. 942 710 150, su Sorropotún o marmita de bonito es una clásica delicatessen gastronómica que cada cierto tiempo necesito paladear. Otras alternativas aceptables en la villa medieval de San Vicente son: Restaurante Las Redes, Tel. 942 712 542 y Restaurante Augusto, Tel. 942 711 029.

    En Comillas, además del Restaurante-Marisquería Adolfo, Tel. 942 722 014, donde hice las fotos de los platos que degusté para Udes. y para mis seguidores Premium, la mejor relación precio-calidad, sin incluir pescados y mariscos, es la del coqueto y pequeño Restaurante La Aldea, Tel. 942 720 300, pero ojo, no admiten reservas y deben llegar pronto, al tener solo 7 mesas dentro y 8 en su terraza, en el pleno centro histórico de Comillas.

    De sus artesanales y exquisitas especialidades les aconsejo probar el zancarrón con salsa de chocolate (13,50 €), el cordero caramelizado (18 €), el pulpo a la plancha (15 €), las manitas de cerdo en salsa (9 €), las albóndigas de pescado (10 €), sin olvidar los huevos rotos con jijas (8 €) o el cocido montañés (8,50 €).




Entrando en Santillana del Mar, Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1889, en un día soleado de Abril 2011.





Vista parcial de su Plaza Mayor donde está el Parador de Turismo y el Rte. El Castillo, que les recomiendo. Tfno.: 942 818 377.





El bello Ayuntamiento de Santillana del Mar en su Plaza Mayor.





Bello edificio de entre los muchos que bordean su Plaza Mayor.





Pasear por sus maravillosas callejuelas Medievales rodeadas de casonas típicas Montañesas del s. XIV al XVIII, es un goce absoluto para todos los sentidos.





Al fondo después del Lavadero aparece la silueta de la Colegiata de Santa Juliana.





Museo de Esculturas y Colegiata de Santa Juliana.





Colegiata de Santa Juliana. Visiten la Neo-Cueva que reproduce las pinturas no visitables y Patrimonio de la Humanidad de las Cuevas de Santillana, y si van con niños pequeños el Zoo les encantará.





Vista desde el Este de la Playa de Comillas con el pequeño puerto pesquero al fondo.





Vista de la Playa de Comillas que en verano tiene un ambiente increíble.





Fuente de los tres caños en el Conjunto Histórico-Medieval de la Villa de Comillas.





Plaza de la Constitución junto al Ayuntamiento Viejo de Comillas. Habitualmente yo me alojo en el Hotel Marina de Campíos.





Otro ángulo de las terrazas de la Plaza Corro de Campíos, muy cerca del Rte. La Aldea, tfno. 942 720 300, que aunque habitualmente no reservan mesa es la mejor relación precio-calidad gastronómica de Comillas.





Otro de los muchos edificios Histórico-Medievales que adornan la inigualable Villa Cántabra de Comillas.





La Torre de la Iglesia de San Cristóbal está al final de la céntrica Plaza Corro de Campíos.





Esta bellísima Casona típica Montañesa está en el inicio del camino que va al Palacio de Sobrellano o también llamado Palacio del Marqués de Comillas.





Primera visión del Palacete llamado El Capricho de Gaudí donde antes había un restaurante reconvertido en Centro de Exposiciones y al fondo la torre de la Capilla Panteón de los Marqueses de Comillas.





La cerámica, piedra y ladrillo sirvieron para que el genial artista Gaudí modelara el Capricho, Patrimonio como toda esta Villa Medieval de toda la humanidad.





Impactante fachada del Palacio de Sobrellano o Palacio del Marqués de Comillas.





Vista de la Universidad Pontificia de Comillas desde el Palacio de Sobrellano.





Al fondo la Universidad Pontificia de Comillas. Les recomiendo visiten y fotografíen su bellísima puerta de acceso.





Nécoras a la plancha que comí en el Rte. Marisquería Adolfo, tfno.: 942 722 014, por 17,20 €





Estas son las mejores rabas, como llaman en Cantabria a los calamares fritos frescos, que tomamos de aperitivo en el Rte. Adolfo de Comillas por solo 10,50 €.





Arroz caldoso con un bogavante fresquísimo que pesaba 1,200 Kg. y que me costó 95 €, recomendable solo para mis clientes Premium, pues es un capricho casi tan caro como el de Gaudí.





Impresionante vista de la Playa y Parque Natural de Oyambre.





La salvaje Playa de Merón o del Cabo en el Parque Natural de Oyambre, orgullo de Cantabria y de España.





Vista del Castillo del Rey, s. XIII, y puente de acceso desde Asturias sobre la ría, al Conjunto Histórico-Artístico de la Villa Medieval de San Vicente de la Barquera.





Vista relajante de la ría y el Castillo del Rey, s. XIII, de San Vicente de la Barquera. No olviden probar su plato típico el Sorropotún de bonito del Norte y visitar la próxima y espectacular Cueva de El Soplao.





Potes es una villa medieval de ensueño, además de la capital de la Comarca de Liébana. Desde que la conocí hace ya muchas décadas, mi romántico amor nunca ha decaído y cada cierto tiempo necesito volver.
Sus casonas de arquitectura tradicional cántabra, sus palacios, la Torre del Infantado, reconvertida en una Sala de Exposición permanente el 19 de Marzo cuando yo estaba reviviendo mi romance, sus cinco puentes plenos de historia y embrujo, el Barrio del Sol, el espíritu de su orujo, el cocido lebaniego, sus feos, el queso de Tresviso, el postre típico llamado canónigo,su inigualable ambiente pleno de amistad y señorío, su sorprendente vino de montaña, de uvas Mencía y Tempranillo del Valle de Bedoya, de producción artesanal limitada, embotellado en Cillórigo por www.riosanto.es, es sencillamente una delicia para los sentidos, con Certificación de Origen, Vino de La Tierra de Liébana y su Mércado que se viene celebrando los Lunes desde el siglo XIII, que inexcusablemente deben conocer, son algunos de los muchos apuntes de esta Villa, beldad inconmensurable e infinita.






Mis sobrinos, Mónica y Álvaro, con sus hijos Pepe e Inés, disfrutando de esta mañana de postal, después de haber descansado mejor que el Marqués de Santillana en un alojamiento singular, superacogedor y con el mejor restaurante de la paradisíaca Comarca de Liébana, el Hotel Restaurante del Oso en Cosgaya, a 14 Km. de Potes y a 9 de Fuente Dé; que necesito visitar con cierta periodicidad para relajarme de las ineptitudes de nuestro castigo democrático, el socialista Sr.Zapatero, genial Presidente del Gobierno de España.





El Hotel y Restaurante del Oso es una referencia obligada para los gourmets extremos del Universo, pues tiene una relación precio-calidad perfecta.
Pepe e Inés,lo pasaron de miedo jugando con los dos San Bernardo que viven en su jardín y que realmente son dos osos de peluche que da gloria bendita verlos jugando con sus amigos los gatos y los niños. La cena extraordinaria y el desayuno casi mejor. Mi frugal menú nocturno fué: una sopa de fideos de Cocido Lébaniego, unas chuletitas de cordero lechal a la plancha con ensalada de tomate y de postre un Canónigo.






En el funicular de Fuente Dé, para ascender 800 metros en 4 minutos, hasta los 1847 metros de cota del Mirador del Cable. Pepe, el hijo de mi sobrino Alvaro, tenía su bautismo de fuego con las alturas y respondió como un paisano mayor.





El suelo agujereado sobre los 800 metros del precicipio, en las escarpadas rocas que bordean el Mirador del Cable, situado a 1847 metros de altura, es una de las sensaciones naturales que más sobrecogen a los niños, del Parque Nacional de Los Picos de Europa, en la zona Cántabra.





Mi mujer posa relajada con el Pico La Padierna de 2319 m, al fondo izquierda nevado de esta idilica foto del páraiso montañoso que protege la bellísima Comarca de Liébana, Patrimonio de toda la humanidad, incluido el jefe del pelotón de los muy torpes, y ya saben a quién me refiero, para desgracia de casi cinco millones de parados.





Pepe estaba disfrutando como un niño cosaco, tratando de apelmazar bolas de nieve casi helada, en su segunda experiencia vital, que seguro nunca olvidará, pues el último sábado del Invierno nos regaló una temperatura casi veraniega, anticipo de lo bueno que está por llegar, en lo que al tiempo se refiere, pues lo otro ya lo sufrimos bien todos, por equivocar la mayoria el sentido de sus votos y no tener bemoles para salir a la calle y pedir que se larguen ya.





El Pico San Carlos de 2390 metros protege de los vientos del Norte esta preciosa y nevada vaguada, perfecta para disfrutar al máximo los deportes de Invierno, de camino hacia el Parador de montaña de Áliva, que es otro rincón singular del Parque Nacional más emblemático de España.

 
     
     
   
.

.

e-mail:  javiervidal_l@yahoo.com

.

Todos los textos e imágenes contenidos en estas páginas son propiedad de Javier Vidal (Técnico de Turismo y Enamorado de Asturias), estando su copyright © debidamente registrado. Queda prohibida la reproducción total o parcial de estos contenidos sin la expresa autorización por escrito del propietario.
.
.