.
     

 
     
.
.
   
 
 
   
 
.
 

IMÁGENES, FOTOS Y COMENTARIOS AL PIE, DEL HOTEL EGO, DEL RESTAURANTE NITO Y DE LA PLAYA DE AREA, EN LA RÍA DE VIVEIRO, UNA DE LAS MAS EMBLEMÁTICAS RÍAS ALTAS DE GALICIA Y DE LA BANDERA AZUL, PLAYA DE ESTEIRO, EN XOVE

 
 

 

Por Javier Vidal, hotelero Premium Indignado.




El hotel Ego, junto a su restaurante Nito, está a 5 km de Viveiro, con unas vistas de postal sobre la maravillosa playa de Area, orgullo de la Mariña Lucense.





Por unos precios de ofertas razonables, que siempre tienen en su explicativa web, incluyendo unos buenísimos y variados desayunos y el acceso al Spa, se puede tener una habitación doble con unas vistas increíbles sobre la playa de Area.





La zona chill-out de la terraza de su restaurante es un lugar mágico sin ningún genero de dudas, donde a pesar de estar abierto, está calefaccionado, protegido con sombrillas y con mantas de apoyo para no pasar frío durante las largas y emocionantes madrugadas que nos regala la Ría de Viveiro y que les recomiendo deben tratar de vivir.





Es la quinta vez en mi vida que he viajado a Viveiro para, alojándome en su hotel Ego, comer en su renovado restaurante Nito.





Esta es la mesa en la que cenamos los días 16, 17 y 18 de julio del 2012, con mis sobrinos y sus hijos Inés y Pepe, para celebrar sus buenísimas notas y recordar la última visita de hace ya cuatro años.





Este atardecer sobre la playa de Area y la Ría de Viveiro nos emocionó tanto como el Sol de Medianoche.
La foto que les regalo, si tienen un mínimo de sensibilidad y dinero, seguro que les incitará a vivir esta experiencia y viajar a Viveiro.






Vista parcial del hotel Ego desde la playa de Area, con el potente zoom de mi máquina Sony, "EISA Award" como mejor cámara europea-compacta 2011-2012", ya que los miembros del jurado siempre valoran los nuevos artilugios electrónicos que yo habitualmente me compro.





Las croquetas de jamón con patatas caseras fritas inglesas, son incalificablemente ricas y de entrada son fundamentales, especialmente para los niños que ya tienen un creciente paladar gourmet.





Coincido con el periodista-crítico gastronómico y amigo Carlos Maribona, que el rollo de bonito es una elaboración artesanal de otra galaxia.





Las nécoras o andaricas, según Mónica, que es una de las mayores aficionadas asturianas a este manjar estaban muy sabrosas y con los carros bien lleninos.
Pepe con nueve años y todo sobresalientes, pasó su bautismo de fuego y se comió casi solito una de las mayores.






La merluza del pincho a la gallega es uno de sus muchos platos estrella y procede del colindante puerto de Celeiro; son piezas certificadas con cuatro anzuelos con la garantía de "Galicia Calidade" y compiten con las asturianas del puerto de Cudillero por el título de las mejores merluzas del mundo.





Mi segundo plato cada noche fue, por 35 euros + IVA, el suave y sutil salpicón de bogavante, pues es uno de los miles platos que me encantan y excepto que me lo prepare yo mismo, que soy un microcirujano marisquero desde hace muchas décadas, normalmente siempre que lo pido en nuevos restaurantes, casi siempre me decepciona, excepto el del restaurante Nito y por esa razón repito la jugada.
Un cliente de una mesa cercana se emocionaba contando a alguien por teléfono que acababa de comer un salpicón 'pura delicatessen' y viendo un atardecer del paraíso de la Mariña Lucense, estaba a punto de levitar.
A mi amigo Tomás, que dirige el periódico digital de La Voz de Galicia y es uno de mis fans, le cederé una de mis fotos para que la publique en sus suplementos gastronómicos virtuales.






Los buñuelos rellenos, que valen 7 euros + IVA, son otra delicia dulcera que repito en cada cena, a pesar de ser más infiel que el sobrino putativo del Califa Abderramán III.
La sopa de pescado, el caldo gallego, los calamares en tinta, el pulpo á feira, el bonito o el lenguado a la plancha, los percebes de las rocas de Portonovo, los santiaguinos o los chipironinos afogaos, son para que no se olviden de probarlos si se los ofrecen cuando vayan a comer a este extraordinario y tradicional comedor donde solo prima la calidad máxima del producto y sus precios no se desmadran en relación con el producto seleccionadísimo que ofertan.
Como no teníamos luego que conducir y mi sobrino Álvaro está a un régimen moderno para ponerse tipo fino, su mujer Mónica y un servidor, el Rey de los Nindunguis, para dar envidia a los palanganeros económicos de la Gran Recesión del Sr. Rajoy, que como bien saben, me la refanfinfla, nos teníamos que beber, para forzar el Consumo, un par de botellitas de un suave vinito de Ribeiro blanco llamado Lagar do Merens, del 2010, que está fenomenal para costar solo 18 euros + IVA.






Como al mediodía picamos algo en la playa de Area, sin subir al hotel, que está a 300 metros; mi habitual y monacal refrigerio en el restaurante Louzao, pegado al mágico arenal, es media ración de pulpo á feira con dos coca-colas sin cafeína y un poco de pan, por diez euros con propina incluida y aunque no es tan celestial como el que cocinan en Nito, está muy comestible con un buen punto de dureza.





La bandera azul playa de Esteiro es un rincón salvaje del Concello de Xove y está a 6 km del hotel Ego.
A las 10:30 horas del maravilloso 17 de julio tuve la suerte y la tristeza de estar y sentirme solo en este arenal Protegido, Patrimonio de toda la Humanidad. Parece increíble pero es absolutamente cierto.
Cómo la has armado Don Mariano, acoyonando al personal, no les dejas ni ir a relajarse un poco de sus penas a la playa, que pronto deberemos pagar por visitar y guarrear, como recomiendo deberían los Municipios playeros hacer, prohibiendo fumar en todos los arenales que son o han sido alguna vez Banderas Azules y con la colaboración de cientos de alguaciles jubilados "voluntarios", multar a todos los guarrillos que contaminen estos espacios vitales cerca del mar vivificador.






La playa de Area, con sus 1200 metros impolutos para andar, atesora una anchura de 30 metros en pleamar y 80 metros en bajamar.





La playa de Area, aunque este año no lo es, siempre vuelve a conseguir la Bandera Azul comunitaria, las mañanas de lunes a viernes tiene muy poca ocupación y a partir de las 14 horas se anima algo, aunque al ser muy grande, hay mucho espacio para no tener que estar como sardinas en lata.





La familia de Pravia al completo y sin agobios por ninguna parte, pasándolo de maravilla.
A la falta de alguaciles municipales voluntarios para eliminar todo tipo de plásticos y papeles, me dediqué a recoger muchísimos desperdicios no biodegradables que perjudicaban un poco la estética ecológica de esta playa sencillamente prodigiosa.






Inés y Pepe, se pasaron sin ningún peligro horas bañándose en total libertad, pues al ser una playa de arena fina, aguas transparentes exentas de oleaje y poco profundas, los pequeños la gozan a tope y los padres están relajados y tranquilos.





Al bajar pronto siempre se encuentra aparcamiento, por aquello de 'al que madruga, Dios le ayuda', excepto me imagino los sábados y domingos, que para no crear overbooking, siempre nos quedamos en casa.





Espero que a esa trabajadora y excepcional familia hostelera, propietarios del hotel Ego y el restaurante Nito, les ayude el reportaje de mi ONG Turística virtual a conseguir tener mayores índices de ocupación y mayor número de admiradores, pues los dos negocios son casi perfectos, para alojarse con vistas y para alimentarse de lujo.





Para acceder al mágico arenal de playa Area hay unas diez entradas con posibilidades de aparcar cerca, excepto los sábados y domingos que me imagino habrá muchísimos forofos a este orgullo medioambiental que está a 5 km de Viveiro.





Pepe, como es un gran pescador con gafas y terror de los cangrejos, no paraba, como su hermana, de entrar y salir del agua.





Espero que mis bellas imágenes, unido a los miles de visitas que tiene mi web, sirvan para ayudar a la promoción turística de Viveiro.





Este paraíso oculto al Este de la playa de Area, excepto para los lugareños más jóvenes y románticos, pues tiene un acceso no excesivamente cómodo para la gente muy mayor, se llama cala-playina de Punta Arnela.





Si os acordáis de la película El Lago Azul o cualquier rincón Balear, Caribeño o Asturiano, las aguas de la cala-playina de Punta Arnela, al final por el Este de la playa de Area, no desentonan con ninguna.





El monumento más emblemático de la Ciudad medieval de Viveiro es la Puerta de Carlos V.
Su precioso Casco Antiguo es Conjunto Histórico y se debe visitar con calma y pasión, pues sencillamente enamora. Para los dulceros, les recomiendo que visiten la Panadería-Pastelería Fontenova y compren una Bica Mantecada.
Otro monumento a la cultura gastronómica-vitivinícola y licorera, que inexcusablemente deben relajadamente disfrutar es el Museo "Adega Casa Chao", boutique en botellería, con miles de botellas en su primera planta, muchas de ellas incunables obras de arte del buen vivir y beber.
Entre sus muchos ejemplares únicos son destacables: vinos de Jerez de 1730, vinos Gran Reserva desde 1928, mil referencias de coñac de Reserva, que hace que exclusivas empresas del lujo y la beautiful internacional como Louis Vuitton-Moët Hennessy recurra a sus piezas de coleccionista y se las compre para sus clientes celebrities.
Su propietario Francisco Chao Pino y sus hijos son personas honradas, honestas, humildes y enciclopédicas, que hacen de su noble oficio de Tenderos Gourmet un Arte Superior.
Gracias a sus consejos, les compré unas botellas de la producción limitada a 4000, del que está llamado a ser el vino de Ribeiro nuevo embajador de los blancos gallegos y se llama 'El Paraguas Atlántico' 2011, que tiene un 85% de treixadura, 5% de albariño y 10% de godello, de un viñedo de 1892 que está donde confluyen los ríos Avia y Miño y es propiedad de uno de los dos socios, el enólogo Felicísimo Pereira y el singular bodeguero Marcial Pita, que situó su tinto El Lince en solo dos años, como el mejor de España en su categoría, ahí es nada, moninos, vaya par de cracks gallegos.






Inés y Pepe son los verdaderos protagonistas de su segunda visita a la Mágica Playa de Area y al Hotel Ego, junto a su restaurante Nito.
La foto está tomada en Ribadeo, cerca de la típica y famosísima Pulpería Villarino, donde lo normal es hacer media hora de cola para probar su pulpo, calamares, lacón, empanada, cachelos, pimientos de Padrón, zorza o su flan casero, del que otro día os hablaré más a fondo, con imágenes justicieras por su constante éxito hostelero, incluso en los tiempos de Recesión que sufrimos.






Glorioso amanecer con la playa de Area y la Ría de Viveiro en el horizonte, desde la terraza del hotel Ego de Viveiro, donde se roza la perfección hotelera.





Desde la terraza exterior del buenísimo restaurante Nito, colindante al hotel Ego, contemplamos, antes de bajar a la playa de Area, la procesión marinera en honor a la Virgen del Carmen de los pescadores del puerto de Celeiro, cuyas embarcaciones se ven al fondo de la foto.





Contestando a una de mis muchas seguidoras, bella y fashion a la vez, le regalo la postal de uno de mis platos fijos, el excepcional salpicón de bogavante (por 35 merecidos euros) y lamento no poder decirle cual es el nº 1 de todos los que se preparan en restaurantes de la Cornisa Cantábrica, ya que como las mujeres, todas tienen su maravilloso puntín que las hace, al menos para mí, como sarraceno infiel, absolutamente incomparables.





En esta imagen les muestro, a las 13 horas del pasado domingo 27 de julio del 2014, la salvaje e impoluta belleza de la parte oriental de la playa de Area, que tiene algo más de 1.300 metros de larga, perfecta para andar y con poquísima gente, a pesar de ser festivo y soleado.





Los calamares de potera en su tinta y con el toque gallego del pimentón, acompañados de arroz blanco, es otra de las muchas delicatessen que preparan de maravilla en el restaurante Nito, al que soy asiduo cliente desde hace muchos años.





En esta foto les muestro la parte occidental de este emblemático arenal del que soy un forofo por la calidad de sus aguas y por la comodidad y espaciosidad de su tranquila playa, que incluso en días festivos de temporada alta, nunca se está incómodamente aglomerados.





La leche frita y los buñuelos con crema son dos de mis postres favoritos que nunca me decepcionan y en consecuencia, les sigo siendo fiel.
Otra agradable sorpresa de esta Escapada a Viveiro fue descubrir un vino que nos encantó y que a pesar tener un coste alto tienen a un muy buen precio; el nombre de esta gema es Pazo Señorans Selección de Añada 2.006 y es un Albariño Rías Baixas sorprendente que si no lo conocen seguro que les emocionará.






Yo siempre trato, a través de mis imágenes, transmitirles buenas y naturales vibraciones que les inciten a vivir el momento en busca de la esquiva felicidad y con suerte, alguna vez, sé que lo consigo, por los emails que recibo.
Estas transparentes aguas parecen trasladadas desde una playa de la isla de Formentera a la que he sido, durante muchos meses de junio, un adicto total.
La isla de Area que se ve al fondo es un refugio perfecto para muchas especies de singulares aves marinas.



 
     
     
   
.

.

e-mail:  javiervidal_l@yahoo.com

.

Todos los textos e imágenes contenidos en estas páginas son propiedad de Javier Vidal (Técnico de Turismo y Enamorado de Asturias), estando su copyright © debidamente registrado. Queda prohibida la reproducción total o parcial de estos contenidos sin la expresa autorización por escrito del propietario.
.
.